Padre, no saques tu mano protectora de mí, ni tampoco de mi familia. Quédate con nosotros.

Padre misericordioso, único rey de mi vida, en esta mañana que comienza, me pongo ante Ti para agradecerte por la buena fortuna de despertar de nuevo. Gracias, Dios mío, porque el sol radiante y el viento matutino me hacen recordar del gran amor que tienes por todo el mundo, y en particular por mí. Te doy las gracias porque tu presencia envuelve mi vida desde el primer momento en que abro mis ojos para comenzar un nuevo día.




También quiero agradecerte por la bella familia que me regalas, gracias por la salud que siempre les das, gracias por todos sus intereses y proyectos, muchas gracias porque siempre cuidas de sus corazones de la maldad que tanto existe en este mundo, y gracias también porque nunca permites que pasen por necesidades, Padre bendito.

Padre eterno y precioso, te doy las gracias porque no dejas que decaigamos frente a los problemas, porque nos permitiste conocerte y así nos convertimos en personas más fuertes, nos mantenemos unidos dándonos apoyo y cariño. Haz que nuestra fe por Ti aumente con cada día que pasa, reaviva nuestro ánimo que por algún motivo pueda estar deteriorado, pon en nuestra mesa el alimento que necesitamos para reponer nuestras fuerzas, y también alimenta nuestras almas con tu bella palabra.

Misericordioso Señor, en este día que se está iniciando, quiero pedirte perdón si caigo en la duda y en la debilidad, si por algún motivo las cosas no se dan como quiero. Dame tu perdón, porque sabes que soy un siervo débil, que cuando me voy alejando de Ti, quedo a disposición del enemigo.




No saques tu manto protector de mí, tampoco de mi familia, y muéstrame siempre los caminos del bien, alejando todo tipo de mal de mis senderos. Te pido por favor que me des la paciencia y sabiduría necesaria para tomar las decisiones correctas. Dame tu hermoso favor en este bello día.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →