Tenemos siempre comida y cobijo, gracias por eso, y por mucho más, Rey del Universo.

Eterno Dios, estoy muy agradecido contigo por darme una oportunidad más de abrir mis ojos, gracias porque tengo mis piernas, por mis brazos, por todas mis capacidades, por ser capaz de ponerme de pie y gozar de todo lo que me regalas, Padre, gracias porque me dejas disfrutar de mi familia un día más.




Gracias Padre, porque todos ellos están de nuevo a mi lado, porque todos se levantaron con buena salud y en buen estado, gracias Padre mío, por todas las bendiciones que derramas sobre mi familia, porque nos das la dicha de ser capaces de comenzar de nuevo este día y ser mejores que ayer.

Hermoso rey del universo, me siento tan agradecido porque en esta mañana seré capaz de realizar mis actividades cotidianas, porque llevaré a cabo todos mis planes y estaré más cerca de lograr mis objetivos y metas, gracias Dios mío, por darme ese privilegio, de poder esforzarme todos los días y ser una mejor persona.




Estoy infinitamente agradecido, mi buen Señor, porque pones en mi mesa cada día la comida que necesitamos, porque me das trabajo y así poder sustentar a mi hogar de manera digna, gracias porque me das la fuerza y el valor que necesito para afrontar las dificultades de la vida, gracias porque me das ánimo y me llenas de gozo en cada mañana. Amén.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →