Señor mío, hoy quiero mantener una conversación contigo, escucha mis plegarias.

Padre bello de mi vida, hoy comienza un nuevo día en el que quiero mantener una conversación contigo para darte las gracias por este hermoso amanecer que pintaste para mí, lleno de detalles. Tus creaciones no tienen comparación alguna, son lo mejor del mundo y de todas las obras de artes la más bella. Gracias te doy por tan precioso regalo para mis ojos en este día mi Señor, por el hermoso donde la vida que me motiva a comenzar este día con mucha convicción.




Sólo palabras de agradecimiento salen de mi corazón por la gran cantidad de bendiciones que llegan a mi vida en este nuevo despertar. Es por eso que, elevo hacia Ti esta hermosa oración, Padre bendito, para que puedas escucharla, la dirijo hacia tu presencia lleno de humildad y sinceridad, Señor mío. Quiero alcanzar toda la fe y esperanza que sean necesarias para ser capaz de vivir conforme a lo que Tú me solicitas.

Te agradezco hermoso Dios, porque me desperté rodeado de los hermosos seres que alegran mis días y porque has permitido que mi casa tenga lo justo y necesario para convivir. Gracias por mi mente y mi cuerpo, que se preparan a ser alimentados de tu Divina Providencia y presencia. Te agradezco por tu amor demostrado en todo lo que hoy me estás dando. Muéstrame cómo vivir de una manera tal, que sea yo, sino Tú, quien habite en mi vida.




Señor mío, que en esta mañana que me estás regalando, sea de pleno beneficio y provecho para mí, muéstrame cómo reconocerte en cada situación que me toque vivir. Que pueda verte en la naturaleza, en las personas que me conocen y me rodean, y por sobre todo, mi Señor, en las personas que te conocen pero que te necesitan y no comprenden cómo llegar a Ti y toman decisiones que los hacen felices de forma efímera.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →