Señor mío, en esta mañana, pongo mi completa confianza en Tu Presencia. Tómame de tu mano.

Bendito Dios, en esta mañana que me estás regalando, me postro ante ti, de rodillas, ante toda tu grandeza, por lo hermoso y sublime que es tu amor. Te agradezco porque mis ojos pueden abrirse hoy y así poder contemplar lo bello de tus creaciones. Gracias por todas las bendiciones que derramas sobre mí y toda mi familia.




Te agradezco, Dios mío, porque al despertar en esta mañana, mi cuerpo se encontró totalmente renovado, con mucho más ánimo y energías que ayer. Gracias, Santo Padre, porque me cuidaste durante la oscuridad de la noche, y porque te encargaste de todas mis tristezas y preocupaciones, porque me regalaste el mejor descanso, y nada lo perturbó.

Amado Dios Celestial, te agradezco también por cada momento que vivo, no importa si haya sido bueno o malo, porque puedo obtener grandes alegrías o aprendizajes. Señor mío, cada mañana que inicia pongo mi confianza en tus manos divinas para que puedas darte tu compañía en mi caminar.

Gracias, amado Padre, por las nuevas personas que pones en mi camino, porque pueden compartir conmigo sus conocimientos, y porque me dejas llegar a ellos mediante Ti, porque puedo compartirles tu evangelio y las maravillas que trae consigo.




Señor mío, te pido que ilumines a esas personas que están constantemente investigando o creando alguna cura para alguna enfermedad, otórgales el conocimiento que necesitan para que puedan llegar a su objetivo y así poder salvar la vida de muchas personas, que finalmente, son mis hermanos. Amén.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →