Rey del Universo, gracias por prestarme salud todos los días, a mí y a los miembros de mi familia.

Hermoso y Bendito Padre, el sol salió de nuevo, y mi alma está regocijada sabiendo que un nuevo día me regalas, un día para estar en compañía de los seres que amo, un día para hacer muchas actividades y cumplir mi papel en esta sociedad. Estoy tan feliz, Amado Padre, de poder gozar nuevamente de todas tus creaciones.




Te agradezco por permitirme levantarme saludablemente, porque mis seres queridos y familiares se ven fuertes y sanos, gracias, Padre mío, por escuchar nuestras oraciones y por habernos protegido durante la oscuridad de la noche, te agradezco por estar siempre listo para ayudarme cuando tengo necesidades.

Dios lleno de misericordia, gracias por este nuevo día, por las oportunidades que me das de poder concretar mis objetivos todos los días, gracias porque en este día de hoy puedo fortalecer mi espíritu de nuevo, gracias, Padre, porque hoy es un día más para esforzarme al máximo y ser el hijo que Tú te mereces.

Rey de todo el universo, te doy las gracias, porque podré disfrutar de mi familia, de todos mis amigos, y de todas aquellas personas que están en mi corazón, gracias por ser muy considerado conmigo, por dejarme compartir mi vida con gente extraordinaria, que me enseñan diariamente sobre el amor hacia los demás, sobre servir a los demás, y también sobre la gratitud.




Padre bello, gracias por todas las bendiciones, porque no me dejaste sólo en ningún momento gracias porque todavía siendo tan temprano ya puedo sentir tu Espíritu Santo acompañándome, guiándome para hacer las cosas correctamente.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →