Quiero que todos mis pesares, males y preocupaciones descansen sobre tus pies, Padre.

Padre bueno, agradecido estoy porque me permites tener la dichosa felicidad de vivir un día más. Todas tus obras son milagrosas, porque todos los días te fijas en este siervo tuyo y le das tu bendición todos los días. Te doy las gracias, Señor mío, porque hoy me propongo vivir un día cargado de esperanza y entusiasmo.




Señor Dios Todopoderoso, te doy las gracias por el amor infinito que tienes por mí, por la gran misericordia tuya que siempre me alcanza, y porque todos los días tienes un plan para mí. Quiero que tu obra se realice en mí, según sea tu voluntad, Padre. Por favor, regálame esa paz que tienes, que me permita ser mejor persona cada día. Quiero ser el barro que está en tus manos, para que Tú puedas darme el molde que desees.

Las únicas palabras que salen de mí, Padre, son de alabanza y gratitud. Te agradezco porque nunca te olvidas de mí, porque siempre pones pan encima de la mesa de mi casa, porque me permites tener un trabajo que sea el sustento de toda mi familia, porque siempre me ayudas en mis estudios, y para convertirme en una mejor persona, y gracias en especial, porque me das una ayuda para reconocerme como hijo tuyo.

Te pido, Padre amoroso, que hagas que todos mis pesares, males y preocupaciones descansen sobre tus pies. Te ofrezco hoy mis cargas para que las alivianes y las conviertas en pura bendición. Tú, Padre, conoces todo sobre mí y me ayudarás siempre a ganar cada batalla.




Los caminos que recorreré hoy están asegurados, si Tú te encuentras a mi lado, porque si estás cerca de mí, nada malo podrá sucederme. Te pido que tomes el control de todas mis acciones y que me conviertas en un instrumento de tu amor. Quiero que seas la luz que ilumina los senderos que recorro, y quiero que no permitas que la oscuridad caiga sobre mí. Quiero que seas mi escudo y mi manto protector, Padre de todos.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →