Señor, te pido por mi familia, por mis hermanos y por mis hijos. Por favor, cuídalos siempre.

Padre amado, en esta mañana, me estoy despertando lleno de felicidad y muy contento, mi ser lo único que quiere es glorificarte y alabarte. El día se está iniciando, y sólo puedo decirte gracias, por todo el gran amor que me das, por las bellas cosas que pones en mi vida para que tenga un llamado de atención, y porque siempre te mantienes fiel, a mi lado, acompañándome en cada paso que voy dando.




En esta mañana, Padre, te pido por mis finanzas, por mis negocios, por el éxito en mi trabajo. Tú sabes de todos mis proyectos y de las necesidades que tengo, es por eso que te los ofrezco, para que puedas Tú considerar todo lo que deseo y que me des una ayuda para que se hagan realidad. Padre Todopoderoso, amo de mi vida, me pongo ante Ti para suplicarte que se cumplan todos mis objetivos.

Quiero que derrames tu gracia encima de mí, y que camines a mi lado durante este bello día. Quiero que seas mi guía y mi guardián protector. Por favor, Padre, no permitas que el enemigo tenga cabida en mi vida, haz que mi fe por Ti aumente y que mi oración sea, con cada día que pasa, más constante. En cada día nuevo que Tú me regales, yo te glorificaré, porque no hay bondad que sea más grande que la tuya.

Quiero pedirte también por mi familia, permite que yo pueda disfrutar hermosos momentos al lado de los seres que amo. Te doy las gracias por mis padres, por mis hermanos, por mis hijos, y también por todas esas personas que significan algo importante para mí. No los dejes desamparados y atiende siempre los proyectos que tengan. Padre, haz que cada uno de ellos pueda conseguir y lograr todos los objetivos que se proponen, sé Tú el sostén de sus vidas.




Te pido también, Padre bueno, por todos los corazones de mis familiares y amigos, para que puedas limpiarlos de todo tipo de aflicción, y para que hagas sanar todas las heridas con tu mano poderosa. Tú, Padre, conoces los problemas por los cuales estamos atravesando y por las preocupaciones que tenemos en la mente. Por favor, alivia todos nuestros agobios, haz que nuestra carga sea más liviana y no permitas que nuestra fe disminuya. Por favor, Amado Padre, que tu misericordia caiga sobre nosotros, y danos tu bendición.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →