Padre vencedor, muéstrame cómo ser como Tú, glorioso y fuerte.

2 min. de lectura

  • Padre, abro mis ojos y me pongo ante Ti.
  • Sé que me acompañarás todo el día.
  • Tus obras de amor me hacen feliz.
  • Desperté con todas mis energías.
  • Padre, te agradezco por mi vida.
  • Gracias por permitirme estar con mi familia.
  • Sé que nada podrá contra mí, porque estás conmigo. Amén.
  • Más abajo puedes seguir leyendo toda la oración. 👇

Padre generoso, los rayos de tu sol iluminan mi vida, estoy oyendo el sonido de las aves y de todas tus creaciones, hoy estoy abriendo mis ojos y me pongo firme a dirigir ante tu presencia, con todo el respeto que existe, porque eres el Dios que todo lo puede hacer, eres el Rey de Reyes, y el Señor de los Señores.

Tómate un momento para compartirla en Twitter.
Nada temeré, Padre, porque Tú me enseñaste a ser fuerte, y porqué sé que me acompañas siempre, y no me dejarás solo en los momentos difíciles. Amén. Click para twittear

Te doy las infinitas gracias por dejarme vivir un día más, y te doy las gracias también, porque sé que desde este momento, Tú me estarás acompañando en todas las horas de este día que se está iniciando.

Es muy agradable poder sentirse rodeado de todas tus obras de amor, Padre. Eres un ser tan majestuoso, tan digno de adoración, que finalmente me faltan palabras para poder describir lo grande que es mi alabanza hacia Ti.

Podría interesarte: Conectarse a Dios es fácil

En este día, he despertado con todas las energías, feliz porque siento que estás conmigo, y ante Ti vengo, porque si estoy vivo hoy, fue porque tu gracia y amor así lo quisieron.

Hoy se inicia una nueva mañana, y no quiero perder la oportunidad de comenzar agradeciéndote, mi amado Padre, por la vida que tengo y por cada una de las personas que amo y que están a mi lado siempre.

Te doy las gracias, Señor Todopoderoso, porque me das diariamente la posibilidad de despertar junto a mi familia, y por saber que Tú también te encuentras con ellos. Gracias, porque me has dado una forma digna de trabajar y de llevar el pan de cada día a mi hogar, y gracias demás, porque por más de que la situación se torne difícil, sé que nunca me abandonarás.

Tengo muchos problemas, Señor, y Tú conoces cada uno de ellos, ya sean familiares, económicos, aquellas discusiones que tal vez tengo con algún prójimo y todas esas preocupaciones que no me dejan dormir tranquilamente. En este día, amado Padre, te los entrego a Ti. Dejo todos mis problemas en tus manos, porque sé que no existe mejor refugio.

Te podría gustar: ¿Cómo orar a Dios correctamente?

Dios bendito, te pido que no apartes tus manos bondadosas, dame la ayuda que necesito para continuar adelante, por más de existan dificultades en el camino, y haz de mí una persona victoriosa.

Padre, si Tú pudiste vencer a la muerte, no existe nada ni nadie que pueda estar en mi contra, ya que Tú estás a mi lado.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →