Padre mío, infinitas gracias te doy porque tu Espíritu Santo nunca me desampara. Gracias por este nuevo día.

Amoroso Dios, te agradezco por regalarme un día más de vida, por dejar que mis ojos puedan observar la grandiosidad de tus creaciones, y por darme la dicha de que pueda ser testigo del infinito amor que sientes por mí.




Te doy las gracias, Señor, porque en este nuevo día, tengo una oportunidad más para ser feliz y comenzar a hacer las cosas que siempre soñé, en este día, la oportunidad es perfecta para corregir mis errores y ser una mejor persona, en este día podré ser un mejor siervo tuyo, Dios mío.

Estoy muy agradecido de poder contar con todas tus bendiciones, por tener un hogar, por tener comida sobre mi mesa, por todos los bienes materiales que me has dejado tener, y, por sobre todo, Padre mío, estoy muy agradecido por todas las personas que has puesto en mi camino, porque todas me han dado hermosos momentos llenos de felicidad y aprendizaje.

Gracias, Dios mío, porque de nuevo en este día puedo gozar de buena salud, porque en este día pude levantarme de la cama, y por más de que tenga muchas aflicciones, Señor, siempre me das una ayuda para seguir adelante y a continuar por tus senderos del bien.




Padre mío, te doy las gracias por cada nueva oportunidad que me das para mejorar, de poder reforzar mis conocimientos, gracias por darme una ayuda para tener mucha confianza en mí mismo, y poder servir a mis prójimos con mucha humildad. Gracias, amado Padre, porque con tu Espíritu Santo, que siempre está conmigo, me dejas tener fe en cada uno de mis propósitos. Amén.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →