Padre mío, gracias porque me confiaste esta hermosa familia que tengo. Manténnos siempre unidos.

Dios mío todopoderoso, una nueva mañana me regalaste, y estoy aquí, postrado, de rodillas ante ti, para agradecerte por todo lo que me regalas, por todas las cosas que me permites tener y disfrutar. Gracias, amado Padre, por ser bondadoso y lleno de generosidad conmigo, porque estando a tu lado lo tengo todo, Señor mío.




Padre mío, te agradezco porque hoy puedo hablarte. Ayúdame para que de este día, salgan de mis labios palabras llenas de sabiduría, que cada una de ellas sean como un bálsamo para las personas que estén a mi alrededor, que mis palabras puedan generar alegría en mis prójimos.

Dios Celestial, te doy las gracias por permitir que este día me haya podido levantar de mi cama, porque mi cuerpo me responde y porque mi alma está en plena paz, gracias por darme la posibilidad de tener esta nueva oportunidad, gracias porque hoy puedo, una vez más, comenzar de nuevo.




Te doy mil gracias, Señor mío, porque tengo la familia que me has confiado, porque son el motor que me impulsa a obtener todo lo que sueño y deseo, gracias por dejar que sean parte de mi vida, y yo de la suya, gracias bendito Padre, porque a través de ti los he conocido, y pudimos unirnos como familia, teniendo apoyo mutuo, sacrificio y mucho amor. Amén.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →