Padre, en este día quiero poner mis proyectos bajo tu atenta aprobación, ayúdame a concretarlos.

Querido Dios, es bueno saber que tengo un día más para estar a tu lado, que puedo ser capaz de despertar lleno de ganas de hablar contigo personalmente. Quiero que sepas que estoy muy agradecido por el don preciado de la vida que me regalaste.




Te agradezco por todo eso, porque puede ser aprovechado de la mejor forma, estando con mis seres queridos, que afortunadamente también fueron bendecidos con el regalo de un día más de vida. Te agradezco por la comida que nos permites compartir y nos enseñas a dar sin esperar absolutamente nada a cambio.

Deseo, Padre, poder guardar este momento que estoy por vivir en esta mañana, para saberte reconocer en los rostros de todas las personas con quienes llegue a entablar una conversación hoy. Seas eternamente alabado Dios mío, bendito sobre toda la Tierra.

Tengo el corazón rebosante de alegría y gratitud, porque pude sentirme acompañado en el descanso de la noche anterior, y también pude sentir el resguardo de todo mal. Te pido además que motives y alegres todos los corazones que puedan hoy sentirse débiles ante el desánimo, ante la crisis o ante el mal vivir, repara sus vidas, Padre, para que puedan comenzar con el pie derecho este hermoso día acompañado de tu grandiosa gracia.




En esta mañana, bendito Dios, quiero poner a tus pies, todos los planes que pondré en marcha, todos los proyectos que tengo en mi mente, para poder llevarlos a cabo lleno de provecho y mucha consciencia de que están bajo tu atenta aprobación. Dame, Dios mío, la seguridad de que estarás a mi lado todo el día para llevar mis pasos con suma prudencia. Amén.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →