Padre, dame le certeza de que caminarás a mi lado hoy, y que todo me saldrá bien.

Te agradezco mucho, Santo Padre, por la nueva mañana que me regalas, porque en este nuevo día pude despertarme en mi hogar, en mi cama, y no en la cama de un hospital o en una cárcel. Te doy las gracias por haber pasado la noche cuidando de mis sueños, y también los de mi familia, infinitas gracia por haber permanecido a mi lado cuando muy indefenso estaba.




Padre de amor, te agradezco por este día que nos regalas a todos, por cada una de tus hermosas bendiciones, y por tus atenciones conmigo. Gracias por cuidarme a mí, y también de los míos, gracias por tenernos a salvo en este hogar.

Amado Dios Todopoderoso, quiero darte las gracias por todo lo que me das, por la familia que tengo, por la gente que me quiere, gracias por la salud y por el aire que ingresa a mis pulmones. Gracias por perdonar mi olvido, mi orgullo y todos mis caprichos.




Dios mío, muchas gracias porque me das la oportunidad de comenzar de nuevo este día, de hacer mejor las cosas y de encontrarle solución a las cosas que me hayan salido mal, gracias por dejarte tener nuevas experiencias que seguramente me traerán muchos aprendizajes. Dame por favor la certeza de que caminarás a mi lado y que mi mente estará siempre iluminada por tu inmensa sabiduría. Amén.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →