Oración para el 27 de Marzo

Grandioso Dios, es tan bello ser capaz de despertarse en este día nuevo y tener la posibilidad de dirigirme hacia Ti, sabiendo que tengo un corazón que está dispuesto a alabar todas tus grandezas, porque aunque existan dificultades dentro de mi vida, siento tu gran amor en todo momento, por medio de esas bendiciones que me envías todos los días.

Te doy las gracias, mi Gran Señor, porque me dejas sentir la alegría de disfrutar estar en esta vida, junto con mi familia, y todos los demás seres queridos que me rodean. Y por más de que la abundancia no sea algo que tenga en mi casa, sí tengo todo lo que necesito para alcanzar la felicidad: una hermosa familia, alimento en la mesa, encima de mi cabeza un techo, salud, y por sobre todo eso, el gran amor que me das, y la protección de la cual disfruto todos los días.

Oh Amado Señor, únicamente tú conoces lo que necesito, eso que mi corazón tanto quiere. Eres el único a quien nada puedo ocultar, ya que Tú sabes y entiendes qué es lo que me preocupa, todas las cosas que me ponen triste, y también todas las cosas que me hacen feliz. Por todo eso, en este día, Padre mío, quiero solicitarte con una gran devoción, que me brindes tu gran ayuda para poder seguir adelante, tomando de tu mano siempre.

Dame tu ayuda para ser capaz de controlar todas mis emociones, a actuar de manera serena en los momentos importantes, ayúdame a tener paciencia. Sé que Tú escuchas todas mis plegarias, y que tus bendiciones hacia mi están en camino en este momento, mi Dios. Dame fuerzas que me permitan realizar con éxitos todas mis actividades diarias, y que mi trabajo, mis estudios, mi economía, y todos los aspectos de mi vida, estén directamente unidos con tu Espíritu. Señor Todopoderoso, te pido que me guíes y estés conmigo todo este día. Te pido que seas mi escudo protector ante cualquier situación que pueda surgir. Necesito que me tengas lejos de los peligros mundanos y de todos los problemas, Señor. Dame la posibilidad de aprender a pensar antes de actuar, y a tener prudencia ante cualquier tipo de situación. Dame por favor la capacidad de entender lo que sucede a mi alrededor, y poder así tomar la mejor decisión para mi vida, Padre.