Gracias a Tí, Padre, hoy pude levantarme lleno de energía para cumplir con mis propósitos y objetivos.

Padre Bendito, Rey de todo el universo, en esta mañana que se inicia vengo a Ti con el corazón lleno de agradecimiento porque me das todo lo que necesito, porque das tus bendiciones todos los días y me dejas despertar al lado de mi familia, y de tener la dicha de vivir un día más al lado de ellos.




Gracias, Señor mío, porque en este nuevo amanecer que comienza, puedo contar con tus hermosas bendiciones, esas que nunca me faltan en mi vida, estoy muy agradecido por tu grandiosa generosidad, por tu bondad, por tu infinita misericordia, por haberme amado completamente, con cada uno de mis defectos. Todo esto, porque Tú, Padre lleno de piedad, eres un Dios con paciencia y me comprendes totalmente.

Dios mío, no me dejaste desamparado durante la noche, pude descansar tranquilo sabiendo que estoy bajo tu cuidado, me diste tu calor y la hermosa serenidad de tu amor, gracias por haberme mantenido cubierto con tu Bendita Paz, que nos diste a cada uno de nosotros.

Mi cuerpo estaba cansado anoche, afligido y agobiado, pero hoy, gracias a Ti, me pude levantar de la cama lleno de energía, de vigor, feliz de poder tener este cuerpo sano para disfrutar de cada minuto que tendré en este día.




Confío plenamente en Ti, Santo Padre, porque no hay nada en este mundo que se escape de tus manos. Sé que para cada uno de nosotros tienes un plan y que cada momento en mi vida está alineado perfectamente a una meta que tienes que cumplir. Quiero que hagas uso de mí, de la mejor forma que te parezca, como buen siervo tuyo, Dios lleno de amor. Amén.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →