Dios mío, eres el único sendero que debo recorrer, quédate a mi lado y protégeme de todo mal.

Eterno Dios, no tengo palabras para darte las gracias por este nuevo día que me regalas. Te agradezco porque tu hermosa voz siempre me dice que me amas, y me lo demuestras dándole un hermoso regalo en la forma de un bello amanecer. Mis ojos pueden abrirse para prepararme a vivir un día más, lleno de mucho favor y bendiciones.




Dios de mi corazón, bendito seas, tu presencia es majestuosa y hermosa son tus creaciones en mi vida. Te doy las gracias por morar en mi vida, gracias por ser dueño de mi vida y por convertirme en parte este plan que tienes. Gracias te doy por manifestarme tu amor todos los días, por hacerme entender que soy un hijo tuyo y que estarás en cada momento cerca de mí para velar y socorrerme cada vez que lo necesito.

Padre divino, en esta mañana quiero pedirte por mi familia, para que les proveas alimento que viene de Ti, llena sus corazones de paz, que tu divinidad les permita entender que Tú eres el único sendero que tenemos que recorrer y la única verdad que tenemos que comprender.

Señor, quiero que limpies las manchas de pecado que hayan podido acumularse en sus vidas y dales la oportunidad de purificar sus corazones y regocijarse con tu presencia. Te doy las gracias por ser el guardián, por ser el protector y por ser una grata compañía durante todas las vivencias de esta jornada que se está iniciando.




Dales una ayuda para superar todos los obstáculos que podrían presentarse en su día, cuida cada uno de sus pasos e ilumina los caminos que recorrerán. Dales la fuerza y la valentía para continuar adelante, quédate cerca de ellos y permíteles conocer tu amor y bondad.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →