Dios mío, todas las cosas que me das tienen un propósito sagrado, ayúdame a ser un mejor siervo para Ti.

Bendito Dios y amoroso Padre de todos, comienza una nueva mañana y quiero darte las gracias por darme la oportunidad de disfrutar de un día más. Gracias por tener un corazón, que con cada latido que da, pronuncia tu nombre, gracias por permitirme recuperar las fuerzas que perdí ayer y que hoy me renuevas para enfrentar este día que está comenzando.




Te doy las gracias, amado Dios, porque me diste la oportunidad de ser testigo de tus creaciones en un día más. Porque hoy también soy capaz de gozar de buena salud, junto a mi familia, en mi hogar. Hermoso Dios, me diste nuevamente la dicha de ver sus rostros sonrientes, de poder abrazar a quienes amo, de darles todo de mí.

Padre, tu amor es incomparable, me regalas todos los días la oportunidad de comenzar de nuevo, a pesar de que tuve muchas fallas ayer. Todos los días puedo enfrentar nuevamente mis desafíos  con nuevas oportunidades, que me convierten en un hombre más bueno y fuerte.

Todas las cosas que permites en vida, Padre, tiene un propósito sagrado, por eso, en esta mañana, te entrego mi vida entera para que seas Tú el guía de mi destino y mis decisiones, quiero estar siempre a merced de Ti, porque solo así, sé que voy a alcanzar la dicha este día.




Quiero darte las gracias, Padre amado, porque por más de que no sea el mejor de tus hijos, Tú me amas, y me lo haces saber, mediante tus cuidados, a través de tu Santa protección, y es por eso, que te pido con todo mi corazón, que este día sea igual, que puedas estar siempre a mi lado, dándome protección de todo tipo de peligro y maldad. Amén.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →