Dios mío, estoy agradecido de poder amanecer bajo un techo bendecido por Ti. Esta oración es para Ti.

Padre hermoso, la luz del sol se asoma por mi ventana, con mucha intensidad, indicándome el comienzo de un nuevo día, dándome una posibilidad más de tener una conversación contigo, por medio de mi oración, y así comenzar este día de la mejor forma posible.




Te doy infinitas gracias, Padre mío, porque me desperté lleno de salud, y es por esto que la quiero aprovechar todo lo que se pueda, para hacer todas mis actividades con muchos beneficios. Tengo fe de que estás escuchándome, y que pondrás atención hacia mí para realizar todas las peticiones que elevo hacia el cielo mediante esta oración.

Es muy reconfortante saber que Tú estás muy cerca de mí, sigue a mi lado mi Dios, quiero que no te apartes ni un solo instante, quiero que seas mi fiel escudero hoy. Quiero que tomes mi mano y me guíes con tu sabiduría, alejándome de todo tipo de mal. Quiero estar siempre presente en tu amor, bendito Padre, porque únicamente Tú sabes iluminar mis pasos, sólo Tú puedes encender mi corazón.

Estoy muy agradecido porque pude despertarme en un hogar que está bendecido por Ti, porque en la noche anterior me cuidaste en la oscuridad, como si fuera un niño en tus brazos. En estos momentos, me siento con las energías renovadas por tu amor.




Señor mío, todo te pertenece, pongo mis alegrías, mis tristezas, mis talentos y mis debilidades en tus manos preciosas, para que hagas lo que quieras con ellos, has todo lo que sabes que será mejor para mí, lo que es mejor para compartir con mis hermanos y lo que es mejor para agradar a tu precioso corazón. Recibe todo eso por favor, con la sinceridad plena que tengo, porque yo confío en Ti mi dios.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →