Dios mío, derrama tu sabiduría sobre mí y dame protección estando bajo las sobras tus alas.

Dios lleno de amor, en este nuevo día me permites despertar lleno de ánimos y muy alegre. Mis ojos pueden abrirse y mis pulmones se llenan de tu aliento de vida. En este día, quiero dar gloria y honra a tu Santo Nombre. Te agradezco, Padre, porque puedo sentir el amor envolviendo mi vida desde el comienzo.




Señor bendito, este día es muy hermoso para vivirlo, te agradezco porque pones en frente mío muchas bendiciones. Gracias por tu amor y bondad infinitos, gracias porque puedo sentir que estando a tu lado, tomado de tu mano, todo lo que propongo lo podré conseguir. Quiero que te quedes a mi lado, maravilloso Dios, para acompañarme durante el resto de este bello día que me regalas.

Santo Padre, para este día tengo preparado muchos planes y objetivos, quiero lograr todos mis anhelos teniendo tu favor. Derrama tu sabiduría sobre mí, tu fuerza, y dame protección bajo la sombra de tus alas, para que el día de hoy pueda transcurrir con calma y alejado de las tentaciones del enemigo, que nada influya para hacerme padecer.

Dios mío, en esta mañana quiero pedirte por mi familia, porque ellas son las personas más importantes en mi vida. Dales favor en sus vidas, que el fuego en sus corazones sea, cada vez más grande. Cuida sus caminos, los pasos que vayan a dar y a los lugares a donde deban ir, que sientan tu amor dentro de sus vidas y en medio de sus hogares.




No los dejes desamparados, Dios mío, por más de que no merezcamos tus bendiciones. Quédate en nuestro hogar y no dejes que pasemos necesidades, danos lo que necesitamos  para vivir. Conviértete en la razón para continuar juntos, danos tu apoyo, amándonos y siempre orando. Amén.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →