Dame fuerzas y no me dejes desamparado, Padre.

Señor Todopoderoso, dueño de los cielos, te doy las gracias por el nuevo día que me estás concediendo para vivir. Agradecido estoy por esta nueva oportunidad que me das para sentir tu presencia y para disfrutar del milagro de la vida. Te pido que me des la sabiduría necesaria para vivirla de la mejor manera, teniendo siempre en cuenta todo lo que Tú quieres. Quiero que el día de hoy sea de máximo provecho para mí, Señor, y también para todas las personas que están cerca de mí.

En esta mañana, Señor mío, te pido por salud, por mi alma y también por mi espíritu. Por favor, muéstrame con certeza que siempre estás a mi lado para cuidar de mí, para guiarme por los senderos correctos y para darme protección de todas las cosas malas que existen en este mundo.

Padre bueno, quiero que este día comience tomado de tu mano, quiero que seas Tú quien controle todos los pasos que daré hoy, y también mis labores. Quiero que mis acciones sean de agrado tuyo y que yo pueda glorificarte y darte honra. Te doy las gracias por todas las bendiciones que pones sobre mi vida, gracias porque Tú tienes siempre un plan para mí. Agradecido estoy porque nunca dejas que enfrente los problemas sólo y porque tu presencia a mi lado me hace sentir feliz.

En este día que está comenzando, Padre, también quiero pedirte por mi familia. Danos la sabiduría para entendernos los unos a los otros y estar siempre en unión y con amor, para ser una familia así como Tú quieres. Te pido que siempre cuides de nuestras vidas y nos des protección de todos los pensamientos que no provienen de Ti. Danos tu bendición y abre los caminos de prosperidad para todas nuestras vidas.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →