Padre, la noche ha quedado atrás, sé que me cuidaste, y también te pido que me cuides durante este día.

Amado Padre, te doy las gracias por dejarme ver este Nuevo amanecer en esta hermosa mañana, y también por concederme una nueva ocasión para disfrutar de todas tus bendiciones. Me he levantado de la cama con mucha alegría y energía, con muchas ganas de estar más cerca de Ti. Quiero ver a través de tus ojos, y así poder aprender a ver lo mejor de mis semejantes.




Te doy las gracias, Padre, porque me estoy despertando totalmente renovado y lleno de energías positivas. La noche ha quedado en el pasado y en estos momentos me dispongo a comenzar el día lleno de esperanzas, sabiendo que mi día será de mucho provecho, y que podré cumplir con las metas que tengo planeadas para hoy.

Señor lleno de misericordia, Tú eres el dueño de mi vida, y el Rey de mi corazón, hoy quiero vivir este día siendo un reflejo fiel de lo que eres Tú. Quiero que me utilices como instrumento para acercar el mensaje de salvación que tienes para todos nosotros, y de la venida de tu grandioso reino a las personas que te necesitan, para los que no saben quién eres tú y también para quienes viven a tus espaldas.

Dios Todopoderoso, en esta hermosa mañana, quiero pedirte por mi trabajo, dame la prosperidad y abundancia que estoy persiguiendo. Necesito que me des la sabiduría para poder tener una mente desarrollada y mi inteligencia, siendo capaz de tomar las mejores decisiones que me ayuden a lograr el puesto de éxito que estoy buscando en mi trabajo. Esta petición la pongo en tus manos, con mucha confianza de que, si realmente lo necesito, Tú me la concederás.




Señor mío, te quiero dar las gracias y al mismo tiempo, pedirte también por mi familia. Te doy las gracias porque dejas que ellos me acompañen un día más, y porque nunca nos dejas desamparados, porque todos los días pones alimento que nos permite recobrar nuestras fuerzas, porque nos das ropa para poder cubrirnos del frío, y por sobre todo, porque nos mantienes en unión, sabiendo que somos capaces de salir adelante ante cualquier adversidad que pudiera surgir. Misericordia y piedad te pido, Señor, por si en algún momento nos olvidamos que las bendiciones únicamente provienen de Ti.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →