Amado Padre, por favor, atiende las súplicas de tus hijos y concédenos tu perdón.

Padre bueno, te doy las gracias porque me das el regalo de vivir un día más, con este nuevo amanecer que me concedes. Me estoy despertando de un sueño profundo, reparador, abriendo mis ojos, tranquilamente, porque sé que Tú mismo estuviste cuidando de mí durante la oscuridad de la noche. Hoy estoy poniendo mis fuerzas y me atrevo a bendecirte por el grandioso y bello día que pones frente a mí.




Te doy las gracias, Señor mío, porque todos los días están llenos de tus bendiciones, porque constantemente te preocupas y nos recuerdas que tu amor es extremadamente grande y que nuestras vidas no serían nada sin tu presencia en ellas. Dame la posibilidad de tener un exitoso día hoy, lleno de productividad y alegría.

Padre Todopoderoso, en este día que se inicia, tengo mucho planes que me interesan, y he tenido la paciencia de ir trabajándolos según lo que me conviene. Con mucha humildad te pido que me concedas la posibilidad de realizarlos, si es que es de tu voluntad, dame las fuerzas para poder concretar todos mis proyectos. Sé que constantemente estás atento a los pedidos de tus hijos y que no puedes negarte cuando te los suplicamos todos los días.

Quiero que estés cerca de mí en todas mis acciones y decisiones, Señor. Quiero sentirme acompañado por Ti en todo momento en mi vida, no quiero sentirme sólo, lleno de maldad. No permites que cosas malas sucedan en mi vida, y tampoco permitas que mi fe se debilite o que mis pensamientos me hagan dudar de tu grandiosidad. Porque Tú eres el único Dios, Señor, y nuestro Rey.




En esta mañana que se inicia, quiero que pongas tu mano misericordiosa sobre todas las personas que forman mi familia, por todas aquellas que están cerca de mí, y también por aquellas que están lejos. No permitas que la distancia enfríe sus corazones y que recuerden en todo momento que el amor y el cariño de los suyos están por encima de todo.

About Editor

Rolando Javier es el editor encargado en ReflexionesDeFe.com. Es un conocedor senior de la Biblia y de La Palabra del Señor. Estudió la carrera de periodismo por lo que sus dos pasiones se cruzan perfectamente al escribir oraciones al Señor.

View all posts by Editor →